Cuando calienta el [Nuevo] Sol | Pedro M. Yañez Sánchez

23:25:00

RESUMEN

En el presente artículo se busca analizar la (probable) existencia de costos asociados a la promulgación del Proyecto de Ley 1432/2012-CR, propuesta que desea cambiar la denominación de la moneda nacional peruana, de “Nuevo Sol” a “Sol”, basándose en el uso común del nombre de la misma. Asimismo, se hace un pequeño resumen de la historia reciente de las monedas en el país, comentando la ley que dio origen al “Nuevo Sol” actual y cómo se llegó a ella, desde el antiguo “Inti”. El estudio de la masa monetaria, expresada en la liquidez de toda la economía, es específico y lleno de detalles, a raíz de las estadísticas disponibles, también, se estudia el costo de mercado de producir monedas y billetes, a partir de experiencias internacionales y con documentos de la entidad responsable de la moneda en el Perú, el Banco Central de Reserva - BCRP. Las conclusiones, luego del análisis, muestran que, efectivamente hay un costo de reemplazo no considerado por el Proyecto de Ley; sin embargo, no se evidencia el mecanismo de transmisión y lo que es peor, quién pagará este costo.
Palabras clave: Nuevo sol, Sol, intis, sol de oro, moneda, billete, Banco Central de Reserva, Perú, costo, Superintendencia de Banca y Seguros, Congreso, Comisión de Economía, dinero, crecimiento, liquidez, masa monetaria, circulante, depósito a la vista, sistema financiero.

ABSTRACT

In this article, the autor seek to analyze the (probable) existence of costs associated with the enactment of the Bill Project 1432/2012-CR, proposal which wants to change the name of the Peruvian national currency, from "Nuevo Sol" {New Sun – PEN} to, just, "Sol" {Sun – PEN} based on the common use of the same name (both are referred to the local tradition of Inkas, who adored the sun like the major god in the nature). Therefore, it is made a brief overview of the recent history of coins in the country, with comments on the law that gave rise to the current "New Sun" and how it came to it, from the old "Inti" (the inka nam for sun). The study of monetary mass, expressed on the liquidity of the entire economy, is specific and full of details, due to the available statistics, the market cost of producing coins and banknotes is also studied, from international experiences and documents of the entity responsible for the currency in Peru, the Central Reserve Bank - CRB. The conclusions after the analysis shows that indeed there is a replacement cost is not considered by the Bill; however, the transmission mechanism is not evidence and what is worse, who will pay this cost.
Keywords: New Sun – PEN, Sun – PEN, Inti, Gold Sun, Currency, Central Reserve Bank, cost, Superintendency of Banking and Insurance, Congress, Committee on Economics, money, growth, liquidity, money supply, circulating , demand deposit , financial system



A modo de introducción

El jueves 01 de octubre del presente año, a cuatro días de la inauguración de la Junta de Gobernadores del Banco Mundial y FMI, el evento más importante en materia de política económica verba volant, scripta manent, en Lima, la Comisión de Economía del Congreso de la República aprobó el Proyecto de Ley N° 1432, que cambia de denominación a la moneda nacional: pasaría de llamarse “Nuevo Sol” a, simplemente, “Sol”. Como lo consigna el diario Gestión, en su artículo del 01.10: “El proyecto fue aprobado por 73 votos a favor, 3 en contra y 6 abstenciones. Sin embargo, la norma no alcanzó los votos necesarios para ser exonerada de segunda votación, por lo que esta se dará en una próxima sesión del Pleno. (…) La norma sostiene que el cambio de denominación busca “agilizar las transacciones económicas y adecuarlo a la realidad económica”. (Gestión, 01/10/2015)
Nuestra moneda, así, ha cumplido 21 años de existencia desde el, hoy, lejano 31 de diciembre de 1990, cuando, luego de un azaroso quinquenio aprista, el entonces presidente Fujimori promulgaba la Ley N° 25295, “Ley de Unidad Monetaria Nuevo Sol”, entrando en circulación oficial en 1991. Es interesante notar que los factores de cambio se calculaban por millones: 10 millones de intis hoy bien podrían pagar un menú promedio (diez nuevos soles). Si nos guiáramos solamente por el valor nominal, diríamos, entonces, que no hubo nunca tantos millonarios en el Perú como en esos años aciagos.
Imagen1. Cinco millones de intis en 1988 ó Cinco botellas de agua mineral en 2015

Fuente: Banco Central de Reserva del Perú
Al cumplir la mayoría de edad, nuestra moneda actual se ha posicionado como una interesante divisa en crecimiento, robusta y medianamente estable en el tiempo, producto de una política monetaria calmada y tecnocrática. Así, como sucede en América Latina, el Nuevo Sol hoy es un joven hijo de la crisis que ha sabido sobrevivir a los vaivenes político entre su padre, el Gobierno, y su madre, la Nación.
La propuesta de cambio de denominación no es nueva, en realidad. Fue presentada el 03 de setiembre de 2012, por congresistas de oposición (Acción Popular – Frente Amplio[1]) a poco más de un año de la llegada al poder de Ollanta Humala. Desde entonces, le tomó a la Comisión de Economía, seis meses debatir y aprobar el Proyecto de Ley 1432/2012-CR (14.Mayo.2013), y, tres años aprobarlo en el Pleno, en primera instancia (30.Setiembre.2015). En el interín, tanto el Banco Central de Reserva (Oficio N° 143-2012-PRES, 23.Octubre.2012) como la Superintendencia de Banca y Seguros (Oficio N° 14414-2013-SBS, 05.Abril.2013) emiten opinión favorable sobre el referido documento. Sucintamente, la propuesta busca introducir una Disposición Complementaria Final y Transitoria, como sigue:
Imagen 2. La madre del cordero

Fuente: Dictamen de la Comisión de Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera, Congreso de la República, 14.MAYO.2013
Atenerse a esta propuesta implicaría suscribir el argumento de los congresistas: que en los documentos de curso legal, contable y financiero se utiliza “Nuevo Sol” pero en las transacciones comerciales cotidianas no se estila adjetivar como nuevo a la moneda, sino simplemente como “Sol”. (García Belaunde, 2012: 7)

Haciendo sumas y restas ó por qué no calienta el [nuevo] sol bajo la playa

Y no, no estamos discutiendo si la versión de Luis Miguel o Mari Trini es la mejor.

En términos sencillos, el Proyecto menciona claramente que no hay costos al Estado y más bien podría generarse un ligero ahorro[2]. Un final justificante es que esta medida se toma en relación a la 24° Política de Estado del Acuerdo Nacional sobre “la necesidad de tener un Estado eficiente, eficaz, moderno y transparente al servicio de las personas y sus derechos”.

Visto así, no habría discusión y este artículo sería un misérrimo baldón. Sin embargo, es interesante plantear escenarios para el análisis:
1.       No ocurre nada. El Congreso no promulga ninguna norma y todo sigue igual como hasta ahora.
2.       Se promulga el Proyecto de Ley N° 1432. El presidente la firma y aparece en El Peruano.

En el primero de los casos, no hay mucho que decir, pero en el segundo sí que hay pan para rebanar. Veamos. Nuestros congresistas afirman que no hay gasto alguno para el Estado y más bien, sí ahorro. ¿Qué tan cierto es esto?

La tesis que se sustenta en este artículo es que habría un enorme desembolso de recursos estatales, es decir, de todos, para cumplir con la norma, dado que existe un costo de reemplazo de todo el dinero actual en la economía peruana que no ha sido cuantificado por el Proyecto.

De acuerdo a la Guía Metodológica de la Nota Semanal, del BCRP (N.D.), el dinero en sentido amplio o liquidez se define como todos los medios de pago de la economía que comprende el circulante (billetes y monedas) más los depósitos (transacciones financieras). Así, la masa monetaria total en moneda nacional es la suma del dinero y el cuasidinero, es decir, billetes, monedas y depósitos a la vista (a plazo fijo) más bonos, acciones, tarjetas de créditos, etc.

A fines de agosto de 2015, la masa monetaria ( = dinero en sentido amplio = liquidez) en el país, era de 229,329 millones de nuevos soles (MMNS). De los cuales, la moneda nacional representa 144,452 MMNS y la moneda extranjera, 84,877 MNS (ó 26,196 millones de dólares americanos). Solamente el circulante es una gran aglomeración de 37,656 MMNS, que representa 1.9% menos respecto a julio[3]. En diciembre de 2014, este valor ascendió a 39,173 MMNS.

Cuadro 1. Cuentas Monetarias del Perú, a agosto de 2015


Elaboración y Fuente: Gerencia de Información y Análisis Económico - Subgerencia de Estadísticas Macroeconómicas / Banco Central de Reserva del Perú
1. Comprende la totalidad de las operaciones financieras que realizan las sociedades de depósito con el resto de agentes económicos. Las sociedades de depósitos son las instituciones financieras que emiten pasivos incluidos en la definición de liquidez del sector privado, y están autorizadas a captar depósitos del público. Las sociedades de depósito están constituidas por el Banco Central de Reserva del Perú, el Banco de la Nación, las empresas bancarias, las empresas financieras, las cajas municipales, las cajas rurales y las cooperativas de ahorro y crédito. Asimismo, n.a= no aplicable. La información de este cuadro se ha actualizado en la Nota Semanal N° 36 (25 de setiembre de 2015). El calendario anual de estadísticas se presenta en la página vii de esta Nota.   A partir de la Nota Semanal Nª 16 (27 de abril de 2012), los datos desde enero de 2001 no incluyen los saldos de activos y pasivos de las entidades del sistema bancario en liquidación.
 2. Comprende solamente las operaciones efectuadas en dólares.   
 3. Incluye el circulante, los depósitos y los valores de las sociedades de depósito frente a hogares y empresas privadas no financieras.   
 4. Incluye el circulante y los depósitos a la vista de las sociedades de depósito frente a hogares y empresas privadas no financieras.   
               

El costo de reemplazo se muestra como el costo de producir una unidad monetaria. Esto suena tautológico pero si consideramos a la moneda y al billete como un objeto, desprovisto de su valor de cambio, estaremos mirando bienes como cualesquiera otros. En ese sentido, ¿cuánto cuesta producir una moneda y un billete en el país? Las referencias en el mundo y en la región indican que producir un billete, en México (CNN Expansión, 29/11/2011), cuesta menos del 10% de su valor nominal, teniendo como máximo tiempo de vida, 62.6 meses o algo más de 05 años. En Argentina, por ejemplo, un billete de 100 pesos argentinos tiene como costo de producción, 0.50 pesos argentinos; mientras que una moneda de uno o dos pesos argentinos puede llegar a costar 0.11 centavos de dólar americano, es decir, 0.33 céntimos peruanos ó 0.99 pesos argentinos (La Nación, 13/05/2012). Ni qué decir de las monedas de menor circulación: producir 5 centavos argentinos cuesta 8.2 centavos argentinos… ¡1.64 veces su valor nominal! (Blouffett, 2013).

Un ejemplo más internacional es del euro: el coste de fabricación de cada moneda de 1 Euro Cent equivaldría a 4,5 céntimos de Euro, las de 2 Euro Cent a 5,2 céntimos de Euro, y por último las de 5 Euro Cent a 5,7 Céntimos de Euro (Cent = céntimos). (Numismática española, 11/11/2013)

En el Perú, la mejor referencia del costo de producción de moneda es el precio de mercado pagado por las monedas de las ediciones de colección, emitidas por el BCRP, desde 2011: Una moneda de un nuevo sol llegó a ser cotizada por quince nuevos soles. (Perú 21, 07/03/2011)

Al no contar con la cifra exacta del costo de producción, una aproximación interesante es saber cuánto pago el BCRP a sus proveedores para todo lo relacionado con la acuñación de monedas e impresión de billetes. Así, en la Transparencia de la entidad se aprecia que se contrató, durante el primer trimestre del año en curso, lo siguiente[4]:
  • 51,445 euros con la FABRICA NACIONAL DE MONEDA Y TIMBRE, REAL CASA DE LA MONEDA DE ESPAÑA (FNMT - RCM), con fecha de suscripción de contrato: 30.Marzo.2015, por concepto de “Suministro de monedas de plata en calidad proof – X Serie Iberoamericana”.
  • 454,300 euros con SPALECK OBERFLACHENTECHNIK GMBH & CO, KG., con fecha de suscripción del contrato: 17.Febrero.2015, por concepto de “Adquisición de equipo de lavado, secado, y pulido de cospeles”.
  • 999,990 euros con CONSORCIO FERROSTAAL PERU S.A.C / SACK & KIESSELBACH MASCHINENFABRIK GMBH, con fecha de suscripción del contrato: 15.Abril.2015, por concepto de “Adquisición de prensa para estampado de monedas, medallas y otros con acuñado proof”.
  • 86,976 euros con SCHULER PRESSEN GMBH, con fecha de suscripción del contrato: 10.Marzo.2015, por concepto de “Adquisición de repuestos para máquinas acuñadoras SCHULER”.
  • 1’100,000 dólares americanos con KUSTERS ENGINEERING B.V., con fecha de suscripción del contrato: 14.Abril.2015, por concepto de “Contratación para la adquisición de un sistema de destrucción de billetes con sistema de compactación”.
  • 115,096 nuevos soles con TRUPAL S.A. e INGENIERIA DE CARTONES Y PAPELES S.A.C., respectivamente, con fecha de suscripción de contratos: 14.Mayo.2015 y 25.Mayo.2015, ambos servicios por el concepto de “Adquisición de cajas para embalaje y traslado de monedas”. 
  • 23,538.50 nuevos soles con DVG DISTRIBUCIONES S.A. C., con fecha de suscripción del contrato: 14.Mayo.2015, por el concepto de “Adquisición de bolsas para embalaje y traslado de monedas”.
  • 80,000.00 nuevos soles con FERROSTAAL PERU S.A.C., con fecha de suscripción del contrato: 05.Mayo.2015, por el concepto de “Adquisición de bolsas para embalaje y traslado de monedas”.


Estos contratos tienen por costo total: 1’592,711 euros, 1’100,000 dólares americanos y 218,634.5 nuevos soles. Al considerar todo en moneda nacional, tenemos[5]un gran total de 9’494,394.10 nuevos soles. Es decir, 10 millones S/. en el primer trimestre de 2015. Éstos son solo ejemplos del gasto en capital e el que incurre el BCRP para su operación y mantenimiento.

Al tomar en cuenta el presupuesto total de operación del Banco, para 2015[6], se tiene un total de 140’282,991 nuevos soles ejecutados en el primer semestre. Dada la falta de información veraz sobre el costo unitario, se tomará todo el accionar del BCRP como indicador del costo total de producir el dinero en el Perú[7].

Si dividimos este costo entre la masa monetaria actual se obtiene que el costo por unidad monetaria producida (tanto moneda como billete) es de 3.725 nuevos soles. El costo de reemplazo es, por tanto, igual a 3.725 nuevos soles, ya que es igual al costo de producción de una unidad nueva muy parecida a la anterior, pero no idéntica. (Diccionario de Contabilidad, Derecho y Economía, N.D.)

Este interesante ejercicio muestra que “renovar” la moneda nacional implica, efectivamente, incurrir en costos dinerarios para el país. Considérese, asimismo, que no se está trabajando con los otros costos asociados: cambio en los documentos formales, en la contabilidad, etc., porque excede a la naturaleza del presente, pero, a modo de comentario, sí significan cambios de gran impacto en la vida institucional del país.

Conclusiones

  1. La medida política, promovida con el Proyecto de Ley 1432/2012-CR sí tiene un costo económico que afecta a los agentes en el mercado. No solo es el cambio decorativo del nombre de la moneda, sino también su reimpresión, reacuñación y redistribución, además de la modificación de los documentos asociados a ella (recibos, facturas, boletas, etc.); que van a impactar, de alguna forma, sobre la vida cotidiana de los peruanos y peruanas.
  2. El cambio no solo es decorativo, la idea de un “Nuevo Sol” es que las personas puedan (podamos) diferenciarle de otros “Soles” que hemos tenido a lo largo de nuestra historia. Baste recordar que antes del “Inti”, la moneda oficial del país era el “Sol de Oro” (cuyo valor de cambio respecto al “Nuevo Sol” era de un millón de soles de oro por un nuevo sol). Al agregarle el adjetivo de “Nuevo”, la idea era mostrar que se trataba de un nuevo período en la historia económica peruana. Si deseáramos ser profundos, la realidad muestra que “Nuevo Sol” sigue siendo apropiado para marcar la diferencia con los desastrosos años de la década pérdida del 80. 
  3. Aparentemente, los congresistas que actúan “de buena fe” olvidan que son los guardianes de la institucionalidad democrática, mostrándose irresponsables en promover normas cuyo único argumento que la valida es que “la gente habla así en la calle”, sin medir el impacto de estas acciones. Para tal caso, debiéramos consultar con lingüistas y no con legisladores sobre los usos de los adjetivos como “nuevo”. Sorprende también la falta de profundidad de instituciones serias como el BCRP o la SBS, que se han ganado, a pulso, una excelente reputación, siendo consideradas como “islas de eficiencia” en el sector público.
  4. La labor congresal es, ciertamente, una de las más importantes para el correcto funcionamiento de una democracia. En este sentido, la dación y promoción de leyes debe seguir patrones de investigación objetiva y verificable puesto que el espíritu de una norma legal no es regular el comportamiento de las personas sino señalar los límites de los derechos y deberes de las mismas. De esta forma, el argumento propuesto en el Proyecto de Ley 1432/2012-CR es insuficiente y, hasta cierto punto, absurdo.
  5. Como ya se ha señalado, no se evidencian, de forma explícita, los costos asociados a este ejercicio. Lo que se ha hecho en este artículo es una aproximación interesante y tangencial, con los datos públicos que el sistema financiero muestra al mercado. Sin embargo, lo que no queda claro es quién pagará este costo de reemplazo. ¿Ha de ser a través de impuestos? ¿El BCRP solicitará un incremento presupuestal particular al MEF? Si esto es así, lo que parece obvio, ¿en qué términos de otorgaría dicho crédito suplementario? ¿Serán Recursos Ordinarios – RO, es decir, del Tesoro Público? ¿Qué sector debería reducir su presupuesto para realizar esta transferencia? Hay muchas dudas que merecen ser absueltas.
  6. Inducir cambios en una sociedad, basándose solamente en temas estéticos, demuestra el nivel del Congreso que tenemos y del que somos, los ciudadanos y electores, tan responsables como los propios promotores de esta norma.
  7. Y ese es el costo más grande que hasta ahora no hemos sabido resolver.


Bibliografía

Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) (N.D.). Guía Metodológica de la Nota Semanal del BCRP. Disponible en: http://www.bcrp.gob.pe/docs/Publicaciones/Guia-Metodologica/Guia-Metodologica-01.pdf(consultado el 02 de octubre de 2015)

Blouffett, Cecilia (2013). “Hacer monedas de 5 centavos cuesta más del doble de lo que valen”. En Blogs Infobae, 22/09/2013. Disponibles en: http://blogs.infobae.com/vil-metal/2013/09/22/monedas-inflacion-indec/(consultado el 05 de octubre de 2015).

CNN Expansión (2011). ¿Qué hay detrás de los billetes falsos?. CNN Expansión, 29/11/2011. Disponible en:

Diccionario de Contabilidad, Derecho y Economía (N.D.). “Costo de Reemplazo”. Disponible en: http://187.174.253.10/biblionetica/diccionario/diccc/costo_reemplazo.htm
(consultado el 04 de abril de 2015)

García Belaunde, Víctor Andrés (2012). “Proyecto  de Ley 1432/2012-CR: Proyecto  de Ley que cambia el nombre de la unidad monetaria “Nuevo Sol” a “Sol””. Disponible en: http://www2.congreso.gob.pe/Sicr/TraDocEstProc/Contdoc01_2011.nsf/d99575da99ebfbe305256f2e006d1cf0/85fa510bc60acc4305257a5d005afab2/$FILE/PL01432170812.PDF(consultado el 03 de octubre de 2015)

Gestión (2015). “Congreso aprueba cambiar denominación de nuestra moneda “nuevo sol” a “sol””. Gestión, 01/10/2015: http://gestion.pe/economia/congreso-aprueba-cambiar-denominacion-nuestra-moneda-nuevo-sol-sol-2144360(consultado el 01 de octubre de 2015)

La Nación (2012). Hacer un billete cuesta una moneda. La Nación, 13/05/2012. Disponible en: http://www.lanacion.com.ar/1472659-hacer-un-billete-cuesta-una-moneda(consultado el 04 de octubre de 2015)

Numismática española. “El coste de fabricación de las Monedas de 1, 2 y 5 Euro Cent es mayor que su valor nominal”. En Numismática Española, 11/11/2013. Disponible en http://www.catalogodemonedas.es/?q=node/2573(consultado el 04 de octubre de 2015)

Perú 21 (2011). “Las monedas de S/.1 cuestan hasta S/.15”. En Perú 21, 07/03/2011. Disponible en http://peru21.pe/noticia/724041/monedas-1-cuestan-hasta15(consultado el 03 de octubre de 2015)


Notas 


[1] El dictamen fue presentado por los congresistas: García Belaunde Víctor Andrés, Lescano Ancieta Yonhy, Guevara Amasifuen Mesias Antonio, Inga Vasquez Leonardo Agustin, Mavila Leon Rosa Delsa y Mendoza Frisch Veronika Fanny.
[2] Esta lógica dice: Como se suprimirá una palabra, se necesitará menos espacio para imprimir tipográficamente, en la acuñación de monedas, por la menor cantidad de caracteres, así como se especifica que no hay cambio en los documentos oficiales en la medida que la denominación de “Nuevo Sol” sea válida hasta que éstos se terminen.
[3] Al respecto, véase el Cuadro 4: Emisión Primaria y Multiplicados (Millones de Nuevos Soles), en http://www.bcrp.gob.pe/estadisticas/cuadros-de-la-nota-semanal.html. Consultado el 04 de octubre de 2015.
[4] Procesos de Selección de Contrataciones y Adquisicione 1er. Y 2do. Trimestre Año 2015, Banco Central de Reserva del Perú. Véase en: http://www.bcrp.gob.pe/transparencia/adquisiciones-contrataciones-y-ventas.html, consultado el 05 de octubre de 2015.
[5] Siendo el tipo de cambio, al día 05.Octubre.2015, como sigue: De Euro a Nuevo Sol: 3,60 y de Dólar Americano a Nuevo Sol: 3,22.
[6] Que puede visualizarse en: http://www.bcrp.gob.pe/docs/Transparencia/Presupuesto-Ejecucion/ejecucion-2015.pdf, consultado el 05 de abril de 2015.
[7] Dados los objetivos del BCRP, es la única institución con atribuciones para emitir dinero en el país, por ende, al ser monopolista, su costo de operación y mantenimiento es el costo de emitir dinero en el Perú.





Pedro M. Yañez Sánchez es economista por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos con experiencia profesional en planificación estratégica, planeamiento e investigación social. Ganador de la I Cátedra BID, en 2011. Seleccionado para participar del II Curso Jóvenes Líderes de la UNASUR, 2015. Ha trabajado en el BID y sido consultor de MIMP y MINEDU. Actualmente es Coordinador de Planificación y Presupuesto, en el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo.

You Might Also Like

0 comentarios

Noticias en Facebook

Compilación reciente