La Haya: 24 horas después / Pedro Yañez Sánchez*

22:59:00

“Amo demasiado a mi país para ser nacionalista”, fueron las palabras de Albert Camus que retumban fuertemente en estas horas de triunfalismo aciago, capitalizado por una clase política que ensaliva al ver el (cuasi) espontáneo arrebato de júbilo que rodea a la ciudadanía.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya ha fallado el 27 de enero de 2014, 06 años después que el Perú presentase la demanda sobre territorio marítimo en zona de frontera con el vecino Chile. El análisis primal muestra que hay una modificación respecto a los mapas, hasta entonces, oficiales. La ilustración 1 grafica el nuevo espectro geográfico que rige a partir del momento mismo de la sentencia.

“La Corte establece que la frontera sigue una línea paralela (…) hasta las ochenta millas y a partir de ahí adquiere una dirección sur hasta un punto B, bajando (en línea recta y a la altura de las 200 millas) hasta un punto C”, declaraba el presidente de la Corte, Peter Tomka. (Peru21, 24/01/2014a)

Ilustración 1. Nueva distribución del territorio marítimo a partir de la sentencia del 27 de enero de 2014
Fuente: Diario  Perú21, 27 de enero de 2014

Nótese la leyenda en fondo negro: “El Perú gana…”. He ahí la clave para entender el impacto y la repercusión social que puede tener este hecho. La mañana del 28 de enero, los medios de prensa informaban sobre un “triunfo histórico”. La fotografía de la ilustración 2 es suficiente prueba para argumentar que, frente al fallo, los medios de prensa cerraban filas, sin importar el color del polo que se use.

En sociedades cohesionadas, esto hubiera sido una señal de unidad, necesidad básica para comprometer a la sociedad frente al destino histórico que se avecina; sin embargo, en el Perú, la historia muestra que la prensa hace el puño cuando gana la selección nacional de fútbol, se analiza el “boom gastronómico” o algún artista gana algún premio internacional. Incluso desde el propio fraude de las latas de helado D’onofrio[1], el compromiso histórico elude, cual gato de Cheshire, dejando tras de sí una enigmática y temporal sonrisa flotante.

Ilustración 2. Titulares del 28 de enero de 2014
Fuente: Fotografía propia

¿Es la ganancia de territorio la verdadera razón de la demanda peruana?

El análisis dual muestra que no. La querella presentada consta de tres partes: el establecimiento de los límites marítimos debido a la ausencia oficial de los mismos[2], el establecimiento del Punto Concordia como punto de inicio para la línea equidistante[3]y el reconocimiento de los derechos soberanos peruanos hasta las 200 millas (el famoso triángulo externo). En esta línea, la Corte falló de la siguiente manera: El convenio de 1954 habla de una existencia “implícita” sobre los límites y que no hay antecedentes de delimitación, la frontera queda determinada por el mapa de la ilustración 1 y no hubo un pronunciamiento oficial sobre el triángulo externo, asumiendo que la sentencia en sí misma lo contemplaba.

Ante estos hechos, volvemos a la pregunta central: ¿La modificación del mapa es una ganancia para el país? La respuesta tiene dos direcciones: la forma económica (mensurable) y la forma histórica (no mensurable).

La primera vía solo puede ser contestada mirando la riqueza ganada y compararla con la riqueza perdida. El mar es una fuente semipermanente de recursos ictiológicos. Estos recursos representan alimento, combustible y biosostenibilidad para el hombre. En el caso del Perú, mucho se habla de la impresionante capacidad del mar que toca a sus costas para proveer de especies y recursos. Con ello en mente, la sentencia de La Haya podría ser una oportunidad para empujar la producción marítima del país. Podría, pero no va a ser así. Según el texto, Chile mantiene la soberanía sobre los casi 200 millones USD del área (Peru21, 24/01/2014a), de los cuales el gran grueso está en la pesca de Anchoveta, como menciona Humberto Speziani, Past presidente de la CONFIEP. (Perú21, 27/01/2014b)

Con los datos del INEI (2013), se estima que el Perú desembarcó, en 2012, 4’807,567 toneladas métricas (TM) de pescado, de las cuales, 3’776,835 corresponden a la pesca de Anchoveta… ¡79% de la pesca nacional es Anchoveta! Anexo a ello, el Producto Interno Bruto (PIB) de la actividad pesquera en 2012 (3,067 millones de nuevos soles a precios corrientes) representa el 0.6% del PIB total del país. ¿Cuánto contribuye la anchoveta, entonces, a la generación de riqueza nacional? Hablamos de 2,411 millones de nuevos soles a una tasa de crecimiento promedio de los últimos diez años de 4.3%.

Asimismo, la cotización de la harina de pescado, bajo los estándares de Hamburgo, alcanzó en 2012 su segundo máximo histórico desde 2006: 1,563.94 USD por TM. Haciendo matemáticas sencillas, tenemos que el valor procesado de la anchoveta llega, para 2012, a 5,906’743,329.90 USD (precio en USD por TM multiplicado por la cantidad en TM desembarcada). Si se estima que del total de pesca de anchoveta el 18% es procesado como harina de pescado, en general, es una riqueza de 1,064 millones de dólares aproximadamente, de los cuales 200 millones corresponden solamente al área en disputa, esto es, el 18.80% del total.

Esta es, a final de cuentas, la riqueza no generada, no perdida pero no ganada, dado que la naturaleza de la posesión chilena se mantiene. Y en este pequeño análisis no se considera, incluso, los ingresos no generados para los pescadores peruanos, quienes no podrán acceder a la zona marítima, ya que es una “costa seca”[4], de acuerdo a la sentencia: En otras palabras, los peruanos son dueños de la tierra, pero no pueden entrar al mar, porque no les pertenece (Gestión, 27/01/2014). Así, no hay riqueza económica mensurable que califique como “ganancia”.

Respecto a la segunda vía, el fallo de La Haya abre la puerta a la unión y hermandad de dos naciones similares en cultura, sociedad y ambiciones. Es, básicamente, la venganza jurídica y legal que Ugarte reclamaba en el Morro, por la que Grau defendió el “Huáscar” hasta el último pelo, la que definió el arrojo temerario de Bolognesi, aquella que empujaba a Cáceres a cruzar los indomables andes. Es el epitafio perfecto para la tumba de la guerra, o debería serlo, y, por tanto, es el homenaje, perfecto también, a todos aquellos hombres que pusieron el deber por encima del placer.

Conclusión

Visto bajo la lupa económica, el fallo no representa, pues, ninguna mejora para la situación nacional y no cambia la situación, a pesar del malestar que ha generado entre los pescadores del área[5](ni los industriales ni los artesanales, pues los primeros no tienen permiso para pescar determinadas especies y los segundos no pueden acceder a la zona determinada) e incluso afectando el turismo en Tacna. (Perú21, 28/01/2014b)

Sin embargo, la lección histórica tiene por principal característica la paciencia del tiempo y por ahora no hay forma de saber qué se escribirá sobre los resultados de este hecho histórico. Lo que sí es seguro es que el nacionalismo chovinista es, a fin de cuentas, el padre de los conflictos y hay que tomar con mesura los resultados. Se abre una puerta entonces, no hay que desperdiciar la oportunidad de cruzar el umbral del futuro.

Bibliografía

INEI. (2013). Sistema de Información Económica. Obtenido de: http://www.inei.gob.pe/estadisticas/indice-tematico/economia/ (consultado el 28 de enero de 2014).

Gestión. (27/01/2014). “El triángulo terrestre no está en controversia”, aclaró la canciller peruana Eda Rivas. Obtenido de: http://gestion.pe/politica/canciller-peruana-sebastian-pinera-triangulo-terrestre-no-esta-controversia-fallo-haya-2087428 (consultado el 28 de enero de 2014).

Perú21. (27/01/2014a). La Haya: La Corte establece límite marítimo con Chile favorable a Perú. Tomado de: http://peru21.pe/politica/haya-fallo-fija-linea-equidistante-desde-80-millas-2167414 (consultado el 28 de enero de 2014).

_________. (27/01/2014b). La Haya: ¿Cómo queda la pesca peruana tras el fallo?. Obtenido de: http://peru21.pe/economia/humberto-speziani-peru-no-gano-ni-perdio-pesca-anchoveta-fallo-2167431, (consultado el 28 de enero de 2014).

_________. (28/01/2014a). La Haya: Gana la pesca de altura tras fallo. Obtenido de: http://peru21.pe/economia/haya-gana-pesca-altura-fallo-2167540 (consultado el 28 de enero de 2014).

_________. (28/01/2014b). La Haya: Drástica caída de ingreso de turistas chilenos a Tacna. Obtenido de: http://peru21.pe/actualidad/haya-drastica-caida-ingreso-turistas-chilenos-tacna-2167553 (consultado el 28 de enero de 2014).
Prieto Celi, Federico. (2010). Así se hizo el Perú. Lima: Grupo Editorial Norma


[1] Al respecto, puede verse Prieto Celi, 2010.
[2] Parte de esta argumentación se sustenta en que el Acuerdo Pesquero de 1954 no establece dicha área.
[3] Basado en el Tratado de Bogotá de 1929.
[4] Una “costa seca” es una zona con acceso al mar pero sin permiso para entrar en él, dado que la soberanía le pertenece a otro país.
[5] Incluso considerando las declaraciones brindadas por la Sociedad Nacional de Pesquería, afirmando que “beneficiará a aproximadamente 600 pescadores artesanales de altura, de las ciudades de Moquegua y Tacna”. El contraargumento indica que “la anchoveta está en las 10 primeras millas” y “las embarcaciones no pueden costear el traslado hasta la zona considerada en el fallo”. (Perú21, 28/01/2014a) 

You Might Also Like

0 comentarios

Noticias en Facebook

Compilación reciente