Elección de regidores en Lima (Parte 1): ¿Crónica de una derrota anunciada? / Julio Chumpitazi

22:08:00

No. Estoy trabajando muchísimo más, estoy cumpliendo con todo lo que dije que tenía que cumplir. Yo pido disculpas una vez, no dos, no dos porque quiere decir que tienes que ponerte las pilas en determinadas áreas. Siento que Lima está avanzando. (Susana Villarán, consultada sobre si reconoce errores en su gobierno. El Comercio, 19/10/2013)

Introducción

Pocas veces un proceso electoral ha tenido características tan contradictorias como las Nuevas Elecciones de la Municipalidad Metropolitana de Lima, realizadas el pasado domingo 24 de noviembre. Destaca el relativo éxito del voto electrónico en el distrito de Santa María y la buena organización del proceso, pero también que solo participaron los partidos que se unieron por el No a la revocatoria, mientras los promotores de dicho proceso (Solidaridad Nacional, Partido Aprista Peruano y fujimorismo) brillaron por su ausencia.

En líneas generales, esta contienda no deparó grandes sorpresas (Barrionuevo, 2013). A nivel de votos válidos, el Partido Popular Cristiano (PPC) obtuvo el primer lugar y Somos Perú (SP) el segundo con 29.57% y 25.53%, respectivamente. Perú Posible (PP) ocupó el tercer lugar con 11.10%, mientras que Siempre Unidos (SU) ocupó el cuarto con 10.72%, volviendo a superar la votación lograda por Acción Popular (AP) que se situó en quinta posición con el 9.98 %. Finalmente, Tierra y Dignidad (TyD) logró el 7.62% y el Partido Humanista del Perú (PH) el 5.08%, ocupando la penúltima y última posición, respectivamente. (ONPE, 25/11/2013)

Sin embargo, a pesar de las apreciables diferencias entre las primeras y las últimas posiciones, todos los contendientes lograron obtener representación en el Concejo Metropolitano: 1) El PPC obtuvo 7 regidores más; 2) SP obtuvo 6 regidores más; 3) PP, SU, AP y TyD, obtuvieron 2 regidores más cada uno; y 4) el PH, obtuvo 1 regidor. (La República 25/11/2013)

Estos resultados permitieron generar desde las diferentes tiendas un conjunto de discursos aparentemente válidos, cuyo principal objetivo fue dar un sentido positivo a los triunfos y las derrotas más evidentes. Esto ha motivado un amplio debate que lamentablemente ha sido abordado desde trincheras bastante subjetivas y polarizadas.

El presente artículo intentará dar un primer paso hacia una discusión más objetiva y sistemática en el marco de un abordaje más general sobre el comportamiento electoral en Lima Metropolitana. Para ello se ensayará un análisis comparativo de las elecciones municipales en Lima Metropolitana realizadas en 2010 y 2013, para llevar a cabo una revisión crítica de los dos discursos más resaltantes, generados alrededor de la ganancia y la perdida en este último proceso.[1]

Indicadores electorales

Las Nuevas Elecciones de la Municipalidad Metropolitana de Lima 2013, se han desarrollado en un contexto completamente distinto y con una participación electoral aparentemente menor que la registrada en los comicios de 2010. Por esta razón conviene revisar brevemente la pertinencia o no de una comparación entre estos dos procesos. Con este propósito analizaremos dos indicadores electorales a través de los cuatro procesos realizados en Lima Metropolitana entre 2010 y 2013.

El primer indicador es la cantidad de electores hábiles registrados en el Padrón Electoral de la RENIEC. (Ver Gráfico 1)

GRÁFICO N° 1


Como se puede apreciar, en el periodo 2010-2013 se registra un incremento de 9.14% en la población electoral de la provincia de Lima. Así mismo, el incremento promedio entre cada uno de los 4 procesos electorales desarrollados ha sido de 2.98%.

El segundo indicador es el nivel de participación electoral en el mismo periodo. (Ver gráfico 2)

GRÁFICO N° 2


Para el periodo estudiado, el nivel máximo de ausentismo nunca supera el 19% y el nivel mínimo nunca está por debajo del 12%. La diferencia tampoco supera el porcentaje de crecimiento de la población electoral en Lima Metropolitana, registrada entre 2010 y 2013. Es decir que, a nivel porcentual, la relación ausentismo-votos emitidos se ha mantenido en relativa estabilidad.

Por lo tanto, puede resultar factible realizar una compasión entre los procesos que se realizaron en el periodo 2010-2013, en tanto se tome muy en cuenta que constituyen indicadores cuantitativos de la preferencia políticas en un momento dado.[2]Este es un aspecto muy importante del comportamiento electoral que vale la pena revisar con detenimiento (Montecinos, 2007: 13).

Discursos ganadores: las dos caras de la moneda

La importancia de estas elecciones para las agrupaciones políticas que compitieron parece estar en su utilidad como laboratorio electoral de cara al proceso municipal del próximo año (Barrionuevo, 2013).  Por esta razón, las diferentes tiendas políticas han generado discursos importantes apenas emitidos los resultados iniciales. Entre ellos interesa destacar dos en particular.

El primer discurso menciona que el PPC es el ganador indiscutido de la contienda por haber logrado el mayor porcentaje de los votos válidos y haber conseguido la mayoría en el Concejo Municipal de Lima. Este resultado no haría más que corroborar el supuesto papel determinante del mencionado partido durante el proceso de revocatoria. Según esta lógica, las posibilidades de que el PPC consiga hacerse con el sillón municipal en las próximas elecciones son bastante altas. (Canal N, 24/11/2013; El Comercio, 24/11/2013; Trome, 24/11/2013; Correo, 25/11/2013; Godoy, 25/11/2013; Utero.pe, 25/11/2013; Perú 21, 26/11/2013; Correo, 26/11/2013)

El segundo discurso aduce que el “oficialismo”[3]ha ganado mucho con estas elecciones, porque a pesar de las adversidades (inconsecuencia, estupidez  o inmoralidad de los votantes, no poder postular como Fuerza Social, ir con nombre y logo nuevos, campaña mediática anti-villaranista, etc.), se afrontó el reto con valentía y consiguió una votación importante. Por supuesto, según este enfoque cualquier posible pérdida se debe a las adversidades, pero no al papel de sus líderes. (Torres, 23/11/2013; Frisancho, 24/11/2013; Silva, 26/11/ 2013; La Primera, 26/11/2013; Valencia, 27/11/2013; Wiener, 28/11/2013; Salazar, 04/12/2013)

Ambos discursos presenta de manera positiva los resultados, tratando de dar sentido a las pretensiones electorales de los respectivos partidos; sin embargo, una revisión un poco más detenida y menos apasionada podría depararnos algunas sorpresas.

Analizando los resultados

Contrario a lo defendido en el primer discurso, basta con dar un mejor vistazo a los resultados globales (ver Gráfico 3) para comprobar que los votos Blancos y Nulos (23.13%) superan el número de votos obtenidos por cualquiera de las organizaciones políticas en contienda. En otras palabras, ocupa el primer lugar en la votación emitida.

GRÁFICO N° 3 


Esta gran cantidad de votos blancos y nulos, sumados a un nivel de ausentismo pocas veces visto (18.98% de los electores hábiles), parecen reflejar el rechazo popular a unas elecciones percibidas como absurdas e innecesarias.

Así mismo, los niveles de “triunfo” del PPC y el “oficialismo” pueden aclararse más comparando su votación frente a las elecciones de 2010. (Ver Gráfico 4)

GRÁFICO N° 4


Salta a la vista que en las recientes elecciones ambas agrupaciones políticas obtuvieron menos votación que en las municipales de 2010. Sin embargo, existe una enorme diferencia entre el nivel de pérdida que afronta el PPC (-30.42%) y la representación de izquierda (-82.45%). Igualmente, llama la atención que el margen votos que separa a uno del otro se ha incrementado exponencialmente. De 2.23% de diferencia a favor de Fuerza Social en las elecciones de 2010, se ha pasado a un margen de 287.82% a favor del PPC, casi el triple de la votación obtenida por Tierra y Dignidad.

Esta diferencia se hace más evidente al revisar la cantidad de regidores que obtendría cada agrupación, y compararla con los resultados previos (incluyendo la Revocatoria). (Ver Gráfico 5)

GRÁFICO N° 5


Como se puede observar, el PPC ha experimentado un crecimiento modesto en su cantidad de regidores (promedio de +2 entre casa proceso), mientras que el “oficialismo” enfrenta una perdida abrumadora (promedio de -9 entre cada proceso). Así mismo, la diferencia en cantidad de representantes entre ambas ha sufrido una dramática variación: el 61.54% a favor del oficialismo tras las elecciones de 2010, se redujo a 12.50% tras la revocatoria de 2013, para finalmente invertirse en un 466.67% a favor del PPC.

Como se puede observar, en todo el esquema de análisis anterior, la transición de fase entre uno y otro estado está marcada por el proceso de revocatoria de 2013.[4]

Sucede algo muy diferente en el caso de las otras tres agrupaciones políticas que también participaron en las elecciones de 2010: Somos Perú, Siempre Unidos y Acción Popular. (Ver Gráfico 6)

GRÁFICO N° 6


Como se puede apreciar, estas tres agrupaciones han obtenido importantes incrementos en su nivel de votación: 1) Somos Perú ha obtenido 847,595 votos más que en 2010, lo cual implica un crecimiento de 440.4%; 2) Siempre Unidos obtuvo 276,410 votos más, implicando un crecimiento de 179.06%; y 3) Acción Popular obtuvo 308,486 votos más, creciendo en un 336.06%.

Estos niveles de crecimiento se han visto reflejados de manera proporcional en el número de representantes que obtuvo cada agrupación. (Ver Gráfico 7)

GRÁFICO N° 7


De esta manera, Somos Perú tuvo un salto importante: en 2010 tenía 1 solo regidor en el Concejo Metropolitano y ahora tiene 7.  Ocurre lo propio con Siempre Unidos, que obtuvo 2 puestos más y alcanzo los 3 regidores, y Acción Popular que paso de 0 a tener 2 regidores. Por esta razón, estos resultados sí se pueden considerar victorias en todo sentido.

Finalmente, es importante tomar en cuenta para el balance global, los resultados obtenidos por las otras dos agrupaciones políticas que participaron de la contienda, pero que a diferencia de las anteriores no participaron en las elecciones de 2010: Perú Posible y el Partido Humanista.

En el caso de Perú Posible (que en las anteriores elecciones formó parte de la alianza Unidad Nacional) los 445,249 votos que obtuvo le permitieron colocar 2 regidores en el concejo edil. Por su parte, el Partido Humanista consiguió 203,646 votos, que le permiten tener un representante en la municipalidad de Lima.

¿Quiénes ganaron? ¿Quiénes perdieron?

Tal como algunos especialista estimaron previamente, estos resultados implican una reconfiguración del mapa de poder dentro del concejo edil que tiene como consecuencia inmediata la necesidad de variar las reglas de juego internas hasta ahora vigentes, de modo tal que faciliten la gobernabilidad del municipio. (León, 2013; Barrionuevo, 2013; y Tuesta en Andina, 24/11/2013)

Sin embargo, también tienen un importante efecto diferenciado sobre el capital político y social de los diferentes  partidos y agrupaciones en contienda. Este impacto se puede apreciar mejor si evaluamos con mayor detenimiento los datos descritos anteriormente en función de los dos discursos descritos en el primer apartado. 

En primer lugar, si comparamos la cantidad de regidores ganados por el PPC frente a la pérdida de votos que afronta, el balance final resulta negativo. Ni siquiera la tremenda ventaja que lo separa de su antiguo rival (el “oficialismo”) es suficiente para sostener con un mínimo de firmeza que se trata del gran ganador de la jornada.

El concurso por separado de Perú Posible, solo explica una parte de la perdida en votación que experimentó el PPC, quedando aun 73,547 votos de diferencia. Pero sobre todo, resulta significativo que la votación alcanzada por este partido solo corresponda al 18.42% del electorado habilitado para sufragar en estos últimos comicios.

Por lo tanto, aunque se puede admitir un éxito relativo del PPC, en términos reales las presentes elecciones sirvieron –en el mejor de los casos– para apuntalar la buena imagen que consiguió apoyando la campaña por el No a la revocatoria y medir sus fuerzas de cara a las próximas elecciones, pero no como un triunfo sustancial que le permite un mejor posicionamiento dentro del concejo metropolitano o un panorama más ventajoso frente a la elecciones municipales del año próximo.[5]

En segundo lugar, al comparar los diferentes resultados obtenidos por el “oficialismo”, encontramos una perdida exponencial de votación y representatividad edil, entre un proceso electoral y otro. Por supuesto, el concurso del Partido Humanista –que puede ser calificado como el otro representante de la izquierda– no sirve para explicar mínimamente tan dramática pérdida. Mucho menos los niveles de ausentismo electoral y de votación blanca o nula, concebidas como expresiones de rechazo ante un proceso que inicia con la revocatoria.

Incluso si se toma en cuenta que la derrota estrepitosa del “oficialismo” era completamente esperable (León, 2013 y Barrionuevo, 2013) y que el resultado final no fue todo lo malo que pudo ser, resulta difícil negar que estas elecciones evidencian el profundo nivel de rechazo que afronta la gestión villarán y la necesidad de que esta asuma una lectura más objetiva de su propia realidad política.[6]  

Algunos de sus simpatizantes argumentan que si se toma en cuenta que el carácter conservador del voto en Lima Metropolitana, entonces el resultado obtenido resulta más bueno de lo que se cree. Sin embargo, se puede desbaratar fácilmente dicho argumento si tomamos en cuenta que durante las presidenciales de 2006, Unión Por el Perú (UPP, por entonces aun considerado de centro izquierda y con Ollanta Humala como candidato) obtuvo el 23.38% de los votos válidos en la capital; mientras que en las presidenciales de 2011, Gana Perú obtuvo el 20.46% de los votos válidos. (ONPE, 2006 y 2011).

En el caso de Somos Perú, Siempre Unidos y Acción Popular, si comparamos el incremento en la cantidad de votos que cada una de estas agrupaciones alcanzaron y la cantidad de regidores que consiguieron sumar, el balance final resulta positivo con creces. Por lo tanto no sería descabellado sostener que de alguna manera ellos son los verdaderos ganadores de esta contienda.

Para Somos Perú, implica un incremento importante respecto al resultado obtenido en las elecciones inmediatamente anteriores, que le permite estimar una proyección de crecimiento más o menos creíble y trazar estrategias de cara a la entrada de rivales mucho más duros para las municipales del próximo año (como Solidaridad Nacional). 

Para Siempre Unidos (tradicionalmente centrado en los distritos más populosos de Lima Norte), indica una posible expansión de su voto hacia otros espacios de la gran Lima o un descenso en el nivel de rechazo en su propio nicho. En cualquiera de los dos casos el impacto es positivo.

Para Acción Popular, estas elecciones le permitieron obtener la representación en el concejo edil que las elecciones pasadas le negaron, además de refrescar su imagen y sumar potenciales votantes nuevos de cara a las elecciones del año que viene. Aunque resultaría demasiado ingenuo pensar que esto garantiza  un crecimiento sostenido para el tradicional partido de la lampa, sí significa un signo de vital importante para un “paciente” que se encontraba casi en “cuidados intensivos”.

En el caso de Perú Posible y el Partido Humanista, los resultados deben tomarse con un poco más de cuidado. El primero obtuvo un interesante tercer lugar, aunque sin mucha diferencia respecto a la votación del cuarto; pero sobre todo no logro acaparar todo la votación perdida por el PPC respecto a las elecciones de 2010 (a las que se presentaron en alianza). El segundo obtuvo su primera experiencia en este tipo de contiendas, llegando incluso a meter un representante en el consejo edil, pero el nivel de votación que alcanzó sigue siendo pequeño. 

Conclusiones preliminares

En líneas generales, de acuerdo a todo lo expuesto y analizado hasta el momento es posible establecer dos conclusiones preliminares básicas:

1. A pesar del relativo éxito del PPC al conseguir colocarse como la primera minoría en el actual concejo municipal, los resultados que obtuvo no pueden considerarse como un gran triunfo. Por un lado, porque sus niveles de votación frente a las elecciones anteriores no consiguieron mantenerse e incluso experimentaron un apreciable descenso. Por el otro, porque a pesar de haber incrementado su representación en el concejo, esta resulta insuficiente para tomar cualquier tipo de decisión de forma independiente. Esto último puede no ser tan bueno para este partido, pero sin duda es muy positivo para el desarrollo democrático a nivel local.

2. Queda comprobado que el resultado obtenido por TyD en estas elecciones es una derrota estrepitosa no solo del “oficialismo”, sino de toda la izquierda peruana cuya representatividad política –por lo menos en Lima–  se vio drásticamente reducida. En ese sentido, es pertinente preguntar si la recurrente negativa de sus simpatizantes a reconocer este hecho, es fruto de la ceguera política o la muestra de una esperanza inacabable.

Bibliografía

Andina. (2013). Fernando Tuesta: Villarán no tendrá otro camino que concertar. Obtenido de La Mula: http://agencias.lamula.pe/2013/11/24/tuesta-villaran-no-tendra-otro-camino-que-concertar-por-la-gobernabilidad-de-lima/agencias/ (Consultado el 24 de noviembre de 2013)

Barrionuevo, Jorge. (2013). Miradas y pronósticos de las elecciones municipales en lima. Obtenido de Patio de Sociales, Noviembre de 2013:

Canal N. (2013). Lourdes Flores celebró en el local del PPC la ventaja que adquirieron en estas elecciones. Obtenido de https://www.youtube.com/watch?v=7qBvjnnUIz8#t=49 (Consultado el 29 de noviembre de 2013)

Diario Correo. (2013a). Raúl Castro garantiza que el PPC apoyará las reformas de Villarán. Obtenido de Diario Correo, 25 de noviembre de 2013

________________. (2013b). Alcaldesa y el PPC en desacuerdo tras comicios. Obtenido de Diario Correo, 26 de noviembre de 2013

Diario La Primera. (2013). Editorial. Resultado Previsible.Obtenido de Diario La Primera, 26 de noviembre de 2013

El Comercio. (2012a). Aprobación de Villarán subió levemente, pero el 65% apoya su revocación. Obtenido de Diario El Comercio, 10 de febrero de 2012. http://elcomercio.pe/politica/1372473/noticia-aprobacion-villaran-subio-levemente-65-apoya-su-revocacion (Consultado el 22 de noviembre de 2013)

_____________. (2012b). Datum: aprobación a Villarán aumenta pero rechazo sigue siendo alto. Obtenido de Diario El Comercio, 15 de marzo de 2012. http://elcomercio.pe/lima/1387714/noticia-datum-aprobacion-villaran-aumenta-rechazo-sigue-siendo-alto (Consultado el 22 de noviembre de 2013)

_____________. (2012c). Aprobación de Susana Villarán subió a 25%, según Datum. Obtenido de Diario El Comercio, 11 de mayo de 2012. http://elcomercio.pe/lima/1413233/noticia-aprobacion-susana-villaran-subio-25-segun-datum (Consultado el 22 de noviembre de 2013)

_____________. (2013a). Susana Villarán no reconoce errores pese a críticas y alta desaprobación. Obtenido de El Comercio, 19 de octubre de 2013:

­­­­______________. (2013b). Elecciones en Lima: Lourdes Flores cree que el PPC puede ampliar ventaja. Obtenido de  El Comercio, 24 de noviembre de 2013

Encuestas.com. (2013). Encuesta Revocatoria Datum – 10 de Marzo 2013. Obtenido de

Frisancho, Jorge. (2013). ¿Ella es la culpable? Visiones y versiones del "fracaso" de Susana Villarán. Obtenido de La Mula: http://redaccion.lamula.pe/2013/11/24/ella-es-la-culpable/jorgefrisancho/ (Consultado el 24 de noviembre de 2013)

Gestión. (2011). Desaprobación de Susana Villarán alcanza máximo de 85%. Obtenido de Diario Gestión, 13 de enero de 2013. http://gestion.pe/noticia/1360141/desaprobacion-susana-villaran-alcanza-maximo-85 (Consultado el 28 de noviembre de 2013)

_________. (2013a). Lourdes Flores: "Susana Villarán es la autoridad y hay que respaldarla". Obtenido de Gestión, 15 de marzo de 2013. http://gestion.pe/politica/lourdes-flores-susana-villaran-autoridad-y-hay-que-respaldarla-2061585 (Consultado 26 de noviembre de 2013)

_________. (2013b). Datum: Aprobación de Susana Villarán cae siete puntos a 19% en solo un mes. Obtenido de Gestión, 10 de noviembre de 2013. http://gestion.pe/politica/datum-aprobacion-susana-villaran-cae-26-19-solo-mes-2080643 (Consultado 26 de noviembre de 2013)

Godoy, José. (2013). Conclusiones de una elección atípica.Obtenido de Desde el tercer piso, 25 de noviembre de 2013

La República. (2013). El PPC no apoya la revocatoria a Susana Villarán. Obtenido de Diario La República, 24 de enero de 2013.  http://www.larepublica.pe/24-01-2013/el-ppc-no-apoya-la-revocatoria-susana-villaran (Consultado el 28 de noviembre de 2013)

La Prensa. (2013). La aprobación de Susana Villarán cayó a 35%. Obtenido de La Prensa, 12 de abril de 2013.  http://laprensa.pe/actualidad/noticia-aprobacion-susana-villaran-cayo-35-5435 (Consultado el 29 de noviembre)

León, Carlos. (2013). Derrota asegurada. Obtenido de La Mula:

Montecinos, Egon. (2007). Análisis del comportamiento electoral: De la elección racional a la teoría de redes. En Revista de Ciencias Sociales v.13 n.1, Maracaibo. Obtenido de http://www.scielo.org.ve/pdf/rcs/v13n1/art02.pdf (Consultado el 20 de noviembre de 2013)

Oficina Nacional de Procesos Electorales. (2006). Resultados de las Elecciones Generales y de Parlamento Andino 2006. Ubigeo Provincial Lima. Obtenido de

_____________________. (2010). Resultados de las Elecciones Regionales, Municipales y Referéndum 2010. Ubigeo Provincial Lima. Obtenido de

_____________________. (2011). Resultados de las Elecciones Presidenciales 2011. Ubigeo Provincial. Obtenido de

_____________________. (2013a). Resultados de la Consulta Popular de Revocatoria del Mandato De Autoridades Municipales de Marzo. Ubigeo Provincial Lima. Obtenido de

_____________________. (2013b). Resultados de las Nuevas Elecciones Municipales para la Municipalidad Metropolitana de Lima. Ubigeo Provincial Lima. Obtenido de

Perú21. (2013a). Crece rechazo a Susana Villarán y apoyo a la revocatoria. Obtenido de Perú21, 11 de enero de 2013.  http://peru21.pe/politica/crece-rechazo-susana-villaran-y-apoyo-revocatoria-2111972 (Consultado el 25 de noviembre)

­­­­­________. (2013b). Encuesta de Datum da empate técnico entre el Sí y el No en la revocatoria. Obtenido de Perú21, 25 de febrero de 2013 http://peru21.pe/politica/encuesta-datum-da-empate-tecnico-entre-si-y-no-no-publicar-2118948 (Consultado el 25 de noviembre)

________. (2013c). Somos Perú percibe “arrogancia” en el PPC tras triunfo en elecciones. Obtenido de Perú21, 26 de noviembre de 2013

Perú Académico. (2013). 8 de febrero del 2013: Encuesta Datum sobre la revocatoria a Susana Villarán. Obtenido de Perú Académico, 02 agosto de 2013.

Ramírez, Nélida. (2013). Revocatoria: ¿Oportunidad u obstáculo para la democracia? Obtenido de Patio de Sociales, Marzo de 2013: http://www.patiodesociales.com/2013/03/revocatoria-una-oportunidad-o-un.html (Consultado el 22 de noviembre de 2013)

Salazar, Gabriel. (2013). La militancia está por la unidad.Obtenido de NoticiasSer, 04 de diciembre de 2013 http://www.noticiasser.pe/04/12/2013/opinion/la-militancia-esta-por-la-unidad (Consultado el 05 de diciembre de 2013)

Silva, Rocío. (2013). Los jóvenes zurdos y el minotauro.Obtenido de La República, 26 de noviembre de 2013 http://www.larepublica.pe/columnistas/kolumna-okupa/los-jovenes-zurdos-y-el-minotauro-26-11-2013  (Consultado el 30 de noviembre de 2013)

Torres, Luis. (2013). El voto coherente. Para resistir con alegría los embates de estas desgraciadas elecciones. Obtenido de La Mula

Trome. (2013). Lourdes Flores ratifica apoyo a Susana Villarán tras victoria del PPC. Obtenido de Trome, 24 de noviembre de 2013 http://trome.pe/actualidad/1663944/noticia-lourdes-flores-ratifica-apoyo-susana-villaran-victoria-ppc (Consultado el 28 de noviembre de 2013)

Utero.pe. (2013). Que suerte que no hay cola. Obtenido de Utero.pe, 25 de noviembre de 2013 http://utero.pe/2013/11/25/que-suerte-que-no-hay-cola/ (Consultado el 28 de noviembre de 2013)

Valencia, Abraham. (2013). Ni triunfo ni fracaso. Obtenido de

Wiener, Raúl. (2013). Algo más sobre la votación del domingo.Obtenido de http://rwiener.blogspot.com/2013/11/algo-mas-sobre-la-votacion-del-domingo.html (Consultado el 30 de noviembre de 2013)



[1] Este análisis constituye el primero de dos ejercicios complementarios que forman parte de un solo trabajo. El segundo ejercicio consistió en utilizar algunos elementos de la teoría de la elección racional y la teoría de redes sociales aplicados al comportamiento electoral, para intentar comprender los resultados analizados en la primera parte. Por razones expositivas y de espacio, se ha reservado su exposición  para un artículo posterior.
[2] La influencia del contexto particular sobre los resultados específicos puede comprenderse mejor al analizar comportamiento electoral propiamente dicho. Por esta razón, dicho aspecto se abordada en la segunda parte del trabajo.
[3] Por razones prácticas, la palabra “oficialismo” hará referencia a la coalición de partidos de izquierda que acompañaron a Fuerza Social, tanto en las elecciones de 2010, como en la revocatoria y las nuevas elecciones municipales de 2013. 
[4] Esto nos recuerda una importante paradoja respecto al mecanismo de revocatoria, en el contexto del proceso realizado en marzo pasado contra la gestión Villarán: “este recurso fue defendido en otrora por toda la llamada izquierda, incluida la “caviar”, y vapuleada siempre por la “derecha”. Hoy los papeles parecen haber sufrido una inversión, siendo este último sector su más reciente y entusiasta implementador” (Ramírez, 2013).
[5] Si tomamos en cuenta la fecha en que el PPC anunció oficialmente su apoyo a la campaña por el No (La Republica 28/01/2013) y seguimos la curva de  esta opción generada desde entonces, encontraremos una importante incremento en su primer mes (de 37% a 43%), y una tendencia al alza de aproximadamente 1% por cada sondeo, hasta fines de febrero (46%) (Perú21, 25/02/2013). Luego, el apoyo reiterado de dicho partido ad portas del inicio del proceso electoral como tal (Gestión, 15/03/2013) coincidió con un importante recuperación frente a la perdida registrada en marzo (44%) que terminó dándole la victoria final al No (47%) (Encuestas, 10/03/2013 y ONPE, 2006). A simple vista, este balance parecería confirmar el discurso pepecista, pero en ello se está obviando la importante labor del comité por el No, el apoyo de personajes públicos y el agotamiento de la imagen de los revocadores. Nota del autor: estos aspectos se abordan con mayor detalle en la segunda parte del trabajo.
[6] Debemos recordar que el nivel de rechazo a la actual gestión de Lima Metropolitana ha venido experimentando un incremento exponencial desde marzo de 2011 (42%), hasta alcanzar su cúspide en enero de 2013 (85%). Sufrió un leve y continuo descenso hasta llegar al registro más bajo en febrero de 2013 (54%) para luego experimentar otro importante incremento hasta noviembre de 2013 (78%) (Comercio, 10/02/2012; 15/03/2012 y 11/05/2012; Gestión, 13/01/2013 y 19/11/2013; La Prensa, 12/04/2013; y Peru21, 11/01/2013,). Esta tendencia se vio acrecentada durante el proceso de revocatoria que debió enfrentar la gestión Villarán. Por esto no es difícil establecer que la victoria final del No a la revocatoria se debe al apoyo externo de Comité por el No y el PPC, pero de ninguna manera a una mejora en el apoyo a la gestión villarán. Sin embargo, el oficialismo tuvo una lectura totalmente diferente y antojadiza de los hechos: primero asumieron el triunfo del NO como fruto de su propio capital político y social; luego, cuando casi todos sus regidores fueron revocados, lo consideraron como el resultado de una conspiración del PPC. Finalmente, durante el actual proceso, no fueron pocos los desaciertos políticos, pero sobre fue la propia alcaldesa quien dio muestras de una descomunal falta de autocrítica (El Comercio, 19/10/2013). Nota del autor: estos aspectos se abordan con mayor detalle en la segunda parte del trabajo.
 

You Might Also Like

0 comentarios

Noticias en Facebook

Compilación reciente